| EnglishFrançaisPortuguêsEspañol
|

Cómo sobrevivir al calor

Llegaron los días de altas temperaturas al Uruguay y, si bien es época de disfrutar más los días y los espacios al aire libre, el calor puede transformarse en un aspecto poco amigable. Es la hora de tomar cuidado y tener en cuenta algunos puntos para realmente disfrutar sin descuidar la salud.

Es que los que vivimos por estas latitudes pasamos por todas las temperaturas a lo largo del año, algo que es sin dudas disfrutable y una fortaleza para nosotros desde nuestra vivencia y para nuestras tierras desde sus posibilidades. Pero llegado el verano precisamos tener algunas reglas claras para no pasarla mal.

Por tal motivo, es bueno como mantener una buena temperatura a pesar de los casi 30 C que puedan haber en el ambiente… muchas veces con sensaciones térmicas mayores aún.

El ABC es la hidratación: nunca está de más tomar agua. No es cuento, el agua ayuda a regular la temperatura del cuerpo, repone minerales e hidrata el organismo. Hay que considerar que la ingesta de bebidas azucaradas como los refrescos no hidratan, incluso reducen la capacidad de almacenar agua en el cuerpo, así como las bebidas alcohólicas (facilitan la deshidratación).

Hablando de beber agua, hágalo de forma constante, beba agua sin tener que llegar al punto de sentir sed. De hecho, se recomienda beber antes de cada actividad y, en algunos casos, también es aconsejable alguna bebida isotónica. Idea que funciona: congele agua en una caramañola (o botella de plástico), coloque una toalla alrededor y llévela con usted al salir de casa.

Hay que tener cuidado con la alimentación. En Uruguay estamos acostumbrados a comer carnes y otro tipo de platos ricos en proteínas… estas aceleran el metabolismo y aumentan la temperatura corporal. Las frutas y verduras de estación deberían ser amas y reinas en nuestra mesa.

Aproveche la ducha cuantas veces quiera. No está de más darse un baño, seguro mejorará la temperatura y será un momento refrescante.

La ropa no es un dato menor, ya que prendas sintéticas y justas al cuerpo le darán más calor. Tejidos leves y naturales, como el algodón o lino, y colores claros en tonos suaves son recomendables.

Evite el uso del horno en la cocina. Esta época del año es un buen momento para sopas frías, ensaladas de todo tipo, frutas, yogur, helados, etc.

En caso de sentir mucho calor, pruebe con colocar una toalla mojada en la frente o en la nuca. La auténtica receta de los abuelos… y funciona.

Al salir de casa son indispensables los lentes, sombrero y protector solar. Siempre prefiera un buen protector y con un mínimo de FPS 30 en caso que quiera estar al aire libre. De cualquier manera, intente no estar al sol de 10 a 16 hrs.

La sombra es el oasis en el desierto, aproveche cualquier espacio que tenga sombra. Aunque la temperatura sea la misma, la sensación al estar a la sombra puede ser de hasta 8 C menos y con brisa incluida puede llegar a ser menor la sensación térmica.

Evite cargar peso o hacer esfuerzos fuera de lo común. Use medias de algodón o dry fit y, en caso que pueda, utilice calzado que permita que el pie “respire”. Hay calzados pensados para el calor, valen la pena.

En casa, coloque los ventiladores en posición para expulsar el calor. Puede probar con una fuente con agua en frente al ventilador, tendrá como resultado aire más fresco. Claro que si tiene y desea usar el aire acondicionado, no hay más que cerrar las puertas y ventanas para disfrutar de una menor temperatura, pero hay que considerar que no a todo el mundo le hace bien el uso del aire acondicionado.

Ayude a generar corrientes de aire en su hogar y evite la entrada de sol. Para hacerlo posible, abra y cierre puertas y ventanas según el lado que el viento sople y cierre las cortinas para impedir que el sol caliente el ambiente.

Si es posible, prefiera estar en lugares bajos ya que el calor tiende a subir. Por ejemplo, si su casa tiene dos pisos, comprobará que en las mismas condiciones la planta alta es más calurosa así como la parte del techo de la planta alta.

El peinado es un tema a considerar, el cabello largo puede generar más calor, por lo que peinados que permitan tener el rostro y el cuello más libre son bienvenidos en esta época.

Un punto muy importante: nuestras mascotas sienten tanto calor como nosotros. Por lo tanto, ayude a que disfruten del agua, báñelos, disfrute usted también de un momento con ellos. Coloque un paño húmedo en el piso para que su mascota pueda acostarse encima o mojar su pelaje, así como un ventilador cerca. Cuide de su hidratación y siempre tenga agua fresca accesible para su mascota.

Suscríbete a nuestro Boletín y recibe en tu mail las últimas novedades:

Compartir