| EnglishFrançaisPortuguêsEspañol
|

Cosas que no debería tener en el cuarto

Hay algunos ítems que tienen toda nuestra simpatía, además de la practicidad en la habitación, pero podrían empeorar la calidad del sueño.

Dormir es un hecho muy importante, más allá de lo satisfactorio, es algo realmente esencial para nuestro organismo. Por eso, traemos un artículo realizado por Pop Sugar que coloca una serie de elementos que, estando en el cuarto, podrían deteriorar el sueño. Por cierto, lo complementamos con nuestros comentarios.

Mascotas.
Estudios existente apuntan que el 30% de las personas que comparten el dormitorio con sus mascotas se despiertan por lo menos una vez durante la madrugada por causa de los mismos. Particularmente, creemos que vale la pena para cuidar de nuestra mascota, pero es verdad que el descanso a veces se ve perjudicado. En este punto, cada uno pondrá en la balanza y sabrá qué hacer.

Comida.
Utilizar el área del dormitorio para comer no es una buena señal. Porque implícitamente el cerebro termina relacionando el lugar como un espacio para alimentarse y no para dormir.

Trabajo.
En casas no muy espaciosas o pequeños apartamentos es muy común encontrar un escritorio en el cuarto. Es de lo menos recomendable. ¿Por qué? A la hora de dormir, es importante que cuerpo y mente se relajen, lejos de señales que traigan a la memoria cuestiones de trabajo y distintas obligaciones. Este puede ser uno de los motivos más importantes de fatiga.

Equipamientos electrónicos, celulares inclusive.
Las distintas luces disminuyen la producción de melatonina, una hormona que regula el sueño en todos nosotros. Si a las luces (incluso las luces rojas que marcan que están apagados los diferentes equipamientos) le sumamos los sonidos de notificación o las vibraciones de los celulares, todo puede ser mucho peor.

Colores fuertes.
Está demostrado desde ya hace varios años que los colores influencian en el estado de ánimo. Por ejemplos, el rojo, naranja o rosado acostumbran agitar los ánimos, incluso de aquellos más tranquilos. Todo lo contrario al estado que se busca para conciliar el sueño.

Muchos muebles y objetos.
Muebles, objetos de decoración y accesorios pueden tornar el dormitorio en un espacio inquietante, además de hacerlo visualmente menor y más apretado.

Luces blancas y azules.
Algo parecido a lo que hablábamos de los celulares, las luces blancas y azules no ayudan en nada para disfrutar de un buen descanso. Lo ideal es tener luces amarillentas, ya que éstas estimulan al cerebro a producir melatonina.

Suscríbete a nuestro Boletín y recibe en tu mail las últimas novedades:

Compartir